FACTORES PSICOEMOCIONALES, SENTIMIENTO DE CULPA, BIOMAGNETISMO Y BIOENERGETICA

 

Opinión del Dr. Héctor Fernández Amaya

Uno de los problemas a los que frecuentemente nos encontramos todos los médicos y biomagnetistas, con los pacientes, es al ocultamiento de ciertas circunstancias, emociones, sentimientos durante la consulta médica, las cuales no se externan en la entrevista con el profesionista de la salud, y viene al caso porque recordé una paciente que tenía varias molestias a raíz de la muerte de su padre, de eso ya hacía ya más de un año.

Al terminar su exploración con la terapia de Biomagnetismo y Bioenergética, le dije que había encontrado que traía un sentimiento de culpa, le pregunté si se sentía culpable por algo, inmediatamente de haberle preguntado, se soltó llorando abruptamente, y en compañía de su esposo como testigo, me confirmó que sí, y es que me platicó que se sentía culpable porque pudo haber hecho algo más por su padre de 89 años que había fallecido, entonces yo le empecé a preguntar: si no había llevado a su papá cuando empezó a estar enfermo con el médico, me dijo que sí, le pregunté si no había estado al tanto del aseo personal de su padre, contestó que sí, le pregunté que si no había llevado a su papá para que le hicieran exámenes radiológicos y de laboratorio, me contestó que sí, le pregunte si le había dado los medicamentos correctamente como los médicos le habían indicado, me contestó que sí, le pregunté si no le había dado de comer a sus horas cuando fue necesario, me contestó que sí, le pregunté si no le habia dado ánimo durante su enfermedad para que no decayera, me contestó que sí, entonces –le dije– no debería usted sentirse culpable, pués había hecho lo humanamente posible como hija que quería a su padre, atender a su padre durante su enfermedad, lo que pasó es que el organismo de su padre ya no había podido dar más, -le reafirmé-que se habían agotado sus reservas de energía, de su Fuerza Vital, le dije también que había sido afortunada, pues gozó muchos años de la presencia de su padre, pués en cambio yo, había perdido a mi papá Jacinto de 56 años, a los 17 años, míos, y que sentía que me había hecho falta, para verme realizado como profesionista de la salud, y como escritor, y que me hubiese gustado que hubiera conocido a mis hijos, pero la vida es así inexplicablemente.

La paciente dejó de llorar, se tranquilizó con lo que yo le había manifestado, comprendió, entró en razón y su rostro cambió, aceptando las razones expuestas, se había quitado un peso de encima.

Por este motivo de las emociones suprimidas, ocultadas, a veces los pacientes, los usuarios de Biomagnetismo, no se curan como deberían, pués no dicen todo, como debería ser, pues es raro que una paciente le diga al doctor que le ha estado doliendo el abdomen porque el marido le reclamó algo, es difícil que digan que el MACHO MARIDO, la golpeó (se cubre con ropa y maquillaje los moretones), o que digan que ese dolor de cabeza intenso o esa crisis hipertensiva se inició cuando el MACHO MARIDO, le había dicho que “era una puta”, ”una coqueta”, ”una cabrona”, ”una hija de la chingada”, ”que andaba de pinche loca y caliente”, ”que no tenía madre”, en fin un sinnúmero de adjetivos descalificativos para hacerla sentir mal, humillarla, sobajarla, para que se sintiera menos.

Durante la exploración con el Biomagnetismo Médico y la Bioenergética, todos los terapeutas que lo practicamos, no solo detectamos problemas físicos, orgánicos ,sino también problemas espirituales, falta de confianza, ira reprimida, odio, celos, crueldad, envidia, resentimiento, soledad, malignidad, tristeza, depresión, soberbia, criminalidad, materialismo, impaciencia, intolerancia entre otros factores psicoemocionales.

Por tal motivo , todas las personas deberían permitirse checarse periódicamente con Biomagnetismo Médico y con Bioenergética, porque quizá ni ellas mismas se den cuenta de las emociones que tienen, las cuales están afectando no solo su salud física, sino también su salud mental.

Recordemos que somos mente, cuerpo y espíritu, somos una triada que necesariamente debe estar equilibrada para evitar la presencia de enfermedades en nuestro organismo.

Propóngase para este año 2020 darse una terapia con Biomagnetismo Médico y Bioenergética, y pase todo el año sin virus, sin hongos, sin bacterias, sin parásitos, y sin emociones reprimidas, atrapadas.
¡Hágalo, será por su salud y bienestar integral, no se arrepentirá!

———————————————————————————

SALUD BIOMAGNÉTICA (Terapia con imanes) Y HOMEOPÁTICA

Dr. Héctor F. Amaya

SSN 1818S01 )

Homeopatía: Instituto Matatipac (Tepic) y Escuela de Posgrado de Homeopatía de México A.C. (Cd. de México)
Biomagnetismo: Diplomado en Universidad Autónoma de Coahuila y Diplomado en Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. (Ambos diplomados con el Dr. Isaac Goiz Durán, descubridor del Biomagnetismo Médico).

Consultorio:

Calle 20 de Noviembre Ote.
Col. Mololoa (A 2 cuadras de la Av. México)
Tepic, Nayarit.
Tel. 311 2 12 71 67

CEL. 33 13 86 04 66

Horario: Lunes a Viernes 9 a 2 pm y 4 a 7 p.m

Comentarios