Opinión de Octavio Camelo – LA CRISIS COVID 19 Y LOS INTERESES DE LOS CAPITALES TRANSNACIONALES

 

Para salir de la crisis del Covid-19, la humanidad se encuentra ante una encrucijada de seguir siendo pobre y explotada dentro del capitalismo global semimuerto por parálisis económica a que lo sometieron los gobiernos del G20, o transitar por la ruta de la emancipación hacia el socialismo científico, no como el de la URSS, China, Vietnam o los socialismos latinoamericano, etc.
Los gobiernos del G20 ya visualizaron la posible sublevación social y han militarizado la vida de la sociedad, incluso con toques de queda, por aquello que los subversivos pretendan usar la oscuridad de las noches para sus reuniones. Pero también los grandes capitales transnacionales han previsto el peligro de la insurgencia y con acuerdo o sin él, están activando sus dispositivos para reabrir sus empresas y reactivar la actividad económica mundial; incluso sus organismos financieros y no financieros internacionales, están presionando a los gobiernos del G20 para que den marcha atrás con sus ineficaces medidas de parálisis de la economía para evitar el contagio del covid-19 en la sociedad. En realidad, quienes deberían estar aislados en hospitales especiales son los enfermos del covid-19 para que no anden haciendo contagiadero en la comunidad, y no aislar a la población, y menos a la otrora población económicamente activa hoy devenida a desempleada por el cierre de sus puestos de trabajo.
Empero, en esta triste realidad del capitalismo global, y más se ha visto y sentido en este periodo de su crisis profunda, ha aflorado la ineptitud e incapacidad de las mal llamadas fuerzas democráticas, o fuerzas progresistas por no llamarlas fuerzas de izquierda. No ha habido ningún pronunciamiento consecuente con los intereses de los desempleados, ya no digamos de la clase trabajadora por no decir del proletariado mundial. Se siente la ausencia de Don Carlos, de Don Federico, de Don Vladimir, de Don Fidel, etc., etc. Vaya, estas fuerzas han sido omisas no solo para indicar la ruta de la libertad a la clase que según dicen que a ella se deben, sino incluso, no han sido eficientes ni eficaces al plantearles a los gobiernos capitalistas a los que en realidad sirven, algunas salidas viables a la crisis. Estas mal llamadas fuerzas progresistas y revolucionarias, cuando han sido gobierno no han dudado ni tantito en servir a los intereses de los capitales transnacionales, ya sean productivos, financieros o especulativos. Incluso, en la mayoría de los casos, se han dejado corromper y han corrompido a sus subalternos.
No es necesario ser adivino para saber que los intereses de los capitales trasnacionales se impondrán a los gobiernos del mundo y en breve, la economía mundial se reactivará con un aumento de casos de contagio por la convivencia de personas contagiadas con personas sanas, y porque la vacuna contra el covid-19 aún no está a la venta y no será aplicada a los trabajadores. En fin.

Comentarios