Se le acaban las cervezas a los Oxxos

 

Ciudad de México.- Las tiendas Oxxo de todo el país están a días de quedarse sin cerveza, un hecho que podría golpear sus ingresos en sus más de 19 mil tiendas, que también ya resienten el confinamiento en los hogares por la disminución de ventas de productos como los hot dogs Vikingo.

“El abasto de cerveza es un problema, ahora mismo todavía tenemos stock de Modelo y Heineken, que tuvieron la posibilidad de surtirnos de productos hace unas semanas, pero no están produciendo”, dijo en conferencia Juan Fonseca, ejecutivo de la cadena.

Señaló que, en promedio, todavía tienen un inventario de 10 días. Sin embargo, reconoció que hay tiendas que ya no tienen producto porque algunas locaciones venden más que otras.

Con la declaratoria de emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus hecha por el Gobierno el 30 de marzo, se especificó que solo podían continuar la operación de actividades esenciales en las que no se incluyó la producción y distribución de cerveza.

Por ello, las empresas Modelo y Heineken realizaron sus últimos surtidos a proveedores el pasado 5 de abril.

Eduardo Padilla, director general de Femsa, dijo que la vuelta a la actividad de las plantas no representaría un riesgo significativo para la salud y esperaba que encontraran una manera de comenzar las operaciones pronto.

Sin embargo, reconoció que el papel de la cerveza como ‘lubricante social’ en México podría obstaculizar el llamado del Gobierno para que la población se quede en casa.

«Creo que el Gobierno podría tener miedo que se si están bebiendo cerveza, haya más interacción social», consideró.

“Lo que más nos preocupa es que hay muchos ‘changarros’ en México que viven de vender cerveza y creo que esos caerán dramáticamente, así que realmente espero que la industria de cerveza vuelva a la vida”, enfatizó Padilla.

Las tienditas que tienen venta de cerveza sostienen hasta 40 por ciento de sus ingresos en dicho producto, por lo que al no contar con este registrarán una importante caída de sus ingresos y llevará a miles de negocios al punto de quiebra con una pérdida de fuentes de empleo, alertó semanas atrás la Asociación Nacional del Pequeño Comerciante (ANPEC).

ALEJANDRA RODRÍGUEZ / El Financiero, con información de Bloomberg

Comentarios