Agoniza el comercio del centro de Tepic – Columna PALESTRA, de Gilberto Cervantes Rivera

 

***LOS COMERCIANTES DEL CENTRO HISTORICO YA NO SIENTEN LO DURO SINO LO TUPIDO; SE ACABARON LO POCO QUE TENÍAN Y HOY PIDIENDO PRESTADO PAGAN LA RENTA DE SUS LOCALES, ASI COMO LA LUZ Y EL AGUA
***MAS DE SIETE MESES AGUANTANDO VARA CON UNAS OBRAS QUE AVANZAN A PASO DE TORTUGA, LOS HACEN PEGAR DE GRITOS PIDIENDOLE AL GOBIERNO UN RECURSO ECONÓMICO QUE NO SERÍA REGALADO, EL CUAL UTILIZARÍAN PARA ENFRENTAR UNA CRISIS QUE LOS PODRÍA OBLIGAR, SI EL GOBIERNO NO LES HACE CASO, A CERRAR SUS NEGOCIOS
***LAS OBRAS DE REMODELACIÓN VIAL DEL CENTRO HISTORICO, LOS MANDARON A LA RUINA Y LA CONTINGENCIA SANITARIA POR EL COVID-19, LES DIO LA PUNTILLA; ESPERAN QUE LAS AUTORIDADES LOS LLAMEN AL DIÁLOGO Y ENSEGUIDA LOS APOYEN CON UN CRÉDITO QUE PAGARÍAN EN TIEMPO Y FORMA

Los comerciantes del centro histórico, aprobaron las obras que ayuntamiento de Tepic tiene programadas para darle un aspecto de ciudad media a las calles que la circulan; pasados siete meses de haber iniciado la recomposición de las mismas, los pequeños empresarios ya no sienten lo duro sino lo tupido, en virtud de que los usuarios dejaron de solicitar sus servicios porque las vialidades fueron canceladas y después del COVID-19, la situación para ellos se complicó, resultando más difícil darle atención al cliente; y por si lo anterior fuera poco, conseguir para pagar la renta de los locales, el agua y la luz, ha sido un calvario; es por ello que han mantenido la esperanza de que los gobiernos municipal, estatal y federal, volteen los ojos hacia este sector de la economía formal, que también sufre cuando de pagar los impuestos se trata. En plática de este poeta de Cucharas con varios de los comerciantes del centro histórico, los cuales son afectados por las obras que probablemente concluyan el 14 del mes que corre, manifiestan su deseo de que las autoridades programen una reunión para plantearles un solo punto en el orden del día, que los apoyen con una línea crediticia, la que desde luego estarían pagando en caso de darse, porque ellos no quieren que les regalen el dinero. Les parece correcto que Tepic tenga unas vialidades de primera, pero también es de justicia que los ayuden a solventar los graves problemas económicos que enfrentan por la falta de entradas, sobre todo los que tuvieron que cerrar como consecuencia del COVID-19 y los que siguen haciéndole la lucha, ven con desesperación que no sale ni para los chicles, razón por la cual hacen un llamado ante quien corresponda, esperando primero comprensión, y segundo, un rescate financiero de suma urgencia, porque de otra forma cerrarán sus maltrechos negocios. Son varios giros comerciales los que están siendo afectados por las magnificas obras del centro histórico, pero también por la contingencia sanitaria que vino a darles la puntilla, sin que hasta el momento el gobierno, responsable de la recomposición de las calles, los tome en cuenta y reconozca que el horno no está para bollos. Insisten los afectados por las obras, que no quieren nada regalado, pero que por favor sean tan amables de analizar caso por caso y tomen la buena decisión de apoyarlos con un crédito que les permita continuar trabajando sus giros comerciales. Recurren al gobierno porque votaron por ellos para que hagan bien su trabajo y siempre que se ocupe, sirvan de aval ante las otras instituciones, con el propósito de que los ayuden a resolver problemas pero no para complicarles la existencia, como está pasando en estos momentos cuando las obras del centro histórico de Tepic están casi concluidas y en el recuento de los daños, el comercio es el que ha perdido hasta los calcetines. Señalan de igual manera que en la modernización de las vialidades, las autoridades pidieron dinero prestado para realizarlas y como resulta lógico, esos recursos serán pagados por los contribuyentes, cuestión que debe ponderar el gobierno y tomadas las consideraciones del caso, reunirse a la voz de ya con los comerciantes afectados, para que cada uno de ellos, de viva voz, manifieste lo que le falta y lo que le sobra; en este caso, lo único que solicitan es un crédito que les permita salir del bache en el que se encuentran caídos por dos causas: las obras de modernización vial iniciadas hace ocho meses y la contingencia sanitaria que terminó por darles la puntilla. Desesperados por no tener a nadie que los atienda y resuelva sus problemas, la inmensa mayoría de los comerciantes del centro histórico de nuestra capital, lanzan un SOS ante quien corresponda, aunque muy en concreto dirigido al Presidente Municipal de Tepic, Guadalupe Francisco Javier Castellón Fonseca, para que los ayude a rescatar su maltrecha economía, con las propuestas que hemos vertido en esta columna que trata de salir cada día, no obstante y que su autor está sobreviviendo de milagro con el apoyo de amigos de verdad, yo los llamo ángeles enviados por YAWÉ el altísimo. Aprovecho este espacio para mostrarles puntual agradecimiento, dadas sus generosas contribuciones al presupuesto familiar de este poeta de Cucharas, el que ya mero aprende a nutrirse las reglamentarias tres veces al día, cosa que le puede resultar contraproducente, como le pasó a Rocinante el caballo de Don Quijote, el cual se murió cuando estaba aprendiendo a comer…PALESTRAZO: si la gente supiera que tanto los virus como las bacterias le han ayudado a digerir los alimentos desde hace millones de años, cuando aun no existían las enfermedades gastrointestinales y neuronales, y el terrible estrés, el cual atacando sin piedad a su huésped, lo pone en bandeja de plata para que lo destruyan sus propios aliados; el gobierno hizo un escandalazo con el COVID-19, pero no hizo tanto ruido al anunciar que un fármaco llamado REMDESIVIR, utilizado en el combate de la gastritis y las úlceras, será el que receten los médicos para matar el coronavirus; están gastando millones de pesos en publicidad y saliva, dinero que podrían haberle dado a los de abajo para que no se mueran de hambre.

Comentarios