Se termina la euforia por AMLO en Tabasco

 

En medio del descontento y la desilusión, fue recibido el presidente en su gira por el Estado

 

Sin gritos eufóricos ni la algarabía de antaño, fue recibido el presidente de México Andrés Manuel López Obrador a su llegada a la refinería de Dos Bocas, Paraíso, durante su gira de trabajo por Tabasco.

En medio de una desangelada recepción, el tabasqueño saludó a las pocas personas que asistieron a su encuentro más por reprocharle su olvido y manifestarle la decepción de su gobierno, que por simpatía de paisano.

Al arribar al terreno donde se construye la obra, AMLO recibió muestras de descontento y desilusión por parte de un grupo promotoras del voto de la colonia Gaviotas Sur de Villahermosa, que aseguran trabajaron arduamente durante la campaña a favor de MORENA en las campañas electorales pasadas.

Sin embargo, tanto el presidente como el gobernador y muchos otros morenistas una vez que se vieron en el poder se olvidaron de ellas y de las promesas que les hicieron de emplearlas en sus gobiernos.

“Licenciado Adán, aquí está tu pueblo que te apoyó, escúchanos”, gritaron las mujeres poco antes de entrar los gobernantes en sus camionetas. Nadie volteó a verlas.

Previo a la llegada del convoy, elementos de la Guardia Nacional revisaron, como una medida de seguridad y control, a todo vehículo que ingresó a los terrenos donde se edifica este proyecto.

Comentarios