¿Por qué podría perder Morena la elección de 2021?

 

No voy a hablar aquí de los fracasos de AMLO en materia de economía, de salud, de combate a la corrupción y de seguridad pública, entre muchos más.

Voy a hablar de números.

En la elección de 2006, AMLO como candidato del PRD, PT y Convergencia (hoy MC) obtuvo 14 millones 756 mil 350 votos.

En la elección de 2012, como candidato de PRD, PT y MC, López Obrador logró 15 millones 848 mil 827 votos.

Y en la elección de 2018, como candidato de Morena, PT y PES, consiguió 30 millones 113 mil 483 votos.

Si el «voto duro» de AMLO ronda los 15 millones de votos ¿De dónde salieron esos otros 15 millones de votos más que le dieron el triunfo en 2018?

Salieron de los millones de ciudadanos que no forman parte de ningún partido, que no son «voto duro» de ninguno. Son los que en el año 2000 le dieron el triunfo a Vicente Fox por creer que él haría caminar mejor a nuestro país. Son los que se decepcionaron de los gobiernos panistas (de Fox y Calderón) y volvieron a votar por el PRI en 2012 para darle el triunfo a Enrique Peña Nieto.

Repito: de los 30 millones de votos de Morena en el 2018, la mitad votó antes por otros partidos: en el 2000 por Fox, en 2006 por Calderón y el 2012 por Peña Nieto.

En 2018 votaron por AMLO y MORENA y les dieron el triunfo. Se sumaron a los 15 millones del «voto duro» de AMLO y éste ganó.

Pero esos 15 millones de ciudadanos ya se están decepcionando del gobierno de AMLO y Morena. Así lo mostraron las elecciones locales de 2019 en varios estados: Morena fue derrotada en Durango, Tamaulipas y Aguascalientes. Y con muchas dificultades apenas pudo ganar en Puebla.

También las encuestas demuestran que AMLO se está desplomando en popularidad. De tener un 80% de aprobación a principios de 2019, ahora ya está en 47%. Ha perdido más de 30 puntos en un año. Se le están retirando los 15 millones de ciudadanos que votaron por él en 2018. Sí, esos mismos que seis años antes habían votado por EPN y 12 antes lo habían hecho por Vicente Fox.

Esos 15 millones de ciudadanos se alejan de Morena y el Peje porque los decepcionó. No ven el cambio que creyeron que iba a haber con un gobierno de otro partido. Sí hay cambio, pero hacia un México más pobre, más dividido, con menos libertades, con más delincuencia y narcoviolencia, con menos oportunidades de progresar.

Esos 15 millones de votos que no están «comprometidos» con ningún partido ni candidato serán los que decidirán la elección del próximo año.

Por supuesto, mis amigos nayaritas de Morena, PT y PVEM aseguran que la mayoría votará por sus partidos, y tal vez tienen razón si se refieren sólo a nuestro estado, donde las encuestas le dan a Morena el 32% y más de preferencias electorales, al PAN alrededor del 12% y al PRI del 9% para abajo. Sin embargo, la duda surge cuando vemos que el número de indecisos es del 36% para arriba, y precisamente ese es el segmento de los que no están comprometidos con ningún partido y votan «por el mono».

Así mismo, dentro de Morena seguramente habrá aspirantes que se irán de candidatos de otros partidos si no son postulados por el partido guinda, como antes ocurría en el PRI, lo que seguramente le restará muchos votos.

Por otra parte, es un hecho que en otros estados la mayoría de ciudadanos sigue votando por el PRI, el PAN y MC (como Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes, Durango, BCS, etc.). Y en otros ya se decepcionaron de sus malos gobernadores de Morena (como Puebla, Morelos y Veracruz).

Así que, los morenistas deben dejar ya su arrogancia y dejar de creer que tienen ganada la elección de 2021 (aquí en Nayarit tal vez la ganen, de acuerdo, pero no en otros estados). Deben dejar de creer que aún tienen 30 millones de votos, porque no los tienen ya. Deben dejar de actuar con la soberbia que caracterizó al PRI porque… del plato a la boca se cae la sopa.

Comentarios