Llama Toño a la conciencia social para frenar el coronavirus en Nayarit

 

* No descartó el gobernador dolorosas medidas de fuerza institucional ante la irresponsabilidad social, que ha provocado el aumento de contagios

Tepic, Nayarit; 27 de junio de 2020.- El gobernador Antonio Echevarría García llamó a la conciencia social ante el aumento de casos por COVID-19 en la entidad, ya que los pronósticos de los especialistas en salud para la entidad, quedaron rebasados.

Anunció que se sancionará a quienes de manera irresponsable no usen cubrebocas en la calle y a quienes tomen espacios públicos para actividades recreativas, esto luego de que en Nayarit se rebasaron los mil 500 casos de contagio por Coronavirus y más de 80 decesos por esta enfermedad que para muchos sigue siendo una conspiración.

Agregó que aquellas empresas que no cumplan con los protocolos de sanidad para sus empleados y clientes tendrán también una sanción, ya que en este momento se deben aplicar las medidas con mayor rigor, para evitar más contagios.

“Estamos ante la última oportunidad de frenar responsablemente, entre todos, la amenaza contra los nuestros, antes que el dolor masificado nos lleve a un confinamiento espontáneo de duelo. Hoy apelo a su madurez, pero no descarto dolorosas medidas de mucha fuerza institucional, si en breve no se modifica la conducta ciudadana, de manera consciente y voluntaria”, afirmó el mandatario.

Puntualizó que el Gobierno del Estado respaldará las normas de aislamiento que emprendan los ayuntamientos para contener los contagios, y serán los alcaldes de cada municipio quienes definan la estrategia de protección, ya que son ellos los que conocen la realidad que viven.

Exhortó a las personas a cuidarse y cuidar a los suyos, pero también al resto de la ciudadanía, ya que ahora existe la certeza de que el Coronavirus no es exclusivo de pacientes con afecciones crónicas, como se aseguraba en los primeros meses, pues ya también han perdido la vida, innumerables personas jóvenes y aparentemente sanas.

Señaló que los hospitales ya están llenos y habrá que improvisar campamentos de lona para recibir a los miles que enfermarán por no usar cubrebocas y todas las medidas que nos han insistido hasta el cansancio. “De seguir igual, preparémonos para lo peor, para atestiguar dolorosamente, el sufrimiento de quienes no se cuidan y no cuidan a sus familiares más vulnerables”, dijo.

Describió también el doloroso proceso que viven los enfermos de COVID-19, ya que una vez intubado el paciente tiene pocas posibilidades de sobrevivir y si esto sucede la recuperación tarda hasta un año y quedan secuelas en los pulmones, por lo que reiteró su llamado a las personas para que se cuiden y cumplan con los protocolos sanitarios y el uso de cubrebocas.

“Les pido que tomen en serio este peligro, no espero que lo hagan por mí, deseo sinceramente, que lo hagan por el amor hacia los suyos, pues yo también soy hijo, padre, esposo, hermano, amigo y compañero de trabajo, y al igual que ustedes no quiero perder a nadie, por algo que se pudo evitar”, concluyó el mandatario

Comentarios