Ordena Toño acciones preventivas para evitar pérdidas humanas por intensas lluvias y posibles desbordamientos

 

El gobernador Antonio Echevarría García encabezó esta tarde, a su regreso de la Ciudad de México, una reunión del gabinete de seguridad y protección ciudadana para evaluar la situación de riesgo en las comunidades aledañas a los ríos Acaponeta, San Pedro y Santiago, en el norte de Nayarit, así como el río Huicicila, en el municipio de Compostela, por las crecientes en estas afluentes y sus derivados como consecuencia de los remanentes de la depresión tropical Hanna, que esta tarde y noche provocaron lluvias en la zona serrana de los estados de Durango, Zacatecas y Nayarit.

El mandatario estatal había girado ya indicaciones a los titulares de las secretarías General de Gobierno y de Seguridad y Protección Ciudadana para que se estableciera la coordinación con los alcaldes de Acaponeta, Tecuala, Rosa morada, Ruiz, Santiago Ixcuintla y Compostela para el monitoreo permanente de los ríos y la instalación de albergues en caso de ser necesaria la evacuación de alguna población cercana.

En la reunión, el director de la Comisión Nacional del Agua en Nayarit informó que hasta el momento el gasto de los ríos señalados se mantiene dentro de los parámetros de control, y aunque sí se registraron desbordamientos en algunas comunidades, como Zacualpan, en Compostela y La Bayona, en Acaponeta, el caudal está regresando a su cauce habitual en estas épocas y no representan peligro para la población.

Como medida de prevención, Toño Echevarría ordenó se tomen las previsiones necesarias para la instalación de albergues, se garantice el alimento y la atención médica para la población en estos refugios temporales y se mantenga el monitoreo permanente de los ríos en la entidad.

Comentarios