LA DERECHA GOLPISTA PRIANISTA BUSCA REVENTAR LA GOBERNABILIDAD

Recordemos que la estrategia para dar el “Golpe de Estado blando” incluye dentro de sus esquemas, a la ingobernabilidad como justificación para destituir al Presidente en cuestión; aunque una vez conseguido el propósito aparezca la represión violenta para asentar a los golpistas en el gobierno. En este sentido, la derecha golpista-prianista desesperadamente está tratando de desestabilizar políticamente a las Instituciones del Estado Mexicano; la rebeldía del INE, las marchas violentas de la mujeres, las marchas violentas de los transportistas, de los policías federales, etc., los escándalos en las Cámaras del Congreso de la Unión, etc., etc., son expresiones mal-intencionadas de los grupos golpistas.
Sin embargo, cabe mencionar que los prianistas-golpistas son aquellos sujetos neoliberales-corruptos del PRI y del PAN, bien sean militantes, simpatizantes o simplemente patrocinadores; cabe esta aclaración porque dentro de esos partidos hay militantes demócratas honestos, no corruptos, que son leales a su militancia; prueba de ello son los apoyos políticos y morales que esos priistas y panistas le han estado brindando al Presidente López Obrados y a la 4T, esto es, a la “Cuarta Transformación”, en todo momento.
El escándalo de 29 de julio de 2020 en el Senado de la República es una muestra de esa desesperación de los prianistas corruptos; les preocupan las declaraciones de “Emilio L” porque algunos de los legisladores y sus “patrones” seguramente están involucrados en actos de corrupción; dos temas relevantes para el Gobierno de la República fueron objeto de rechazo por los prianistas, uno fue la compra en el extranjero de medicamentos, sin licitación y a través de la Organización Mundial de la Salud, y el otro fue la desaparición de los fideicomisos fantasmas que fugan una cuantiosa suma del Presupuesto Público. Y como dijera el Presidente López Obrador, los intelectuales y comentaristas orgánicos inmediatamente estuvieron descalificando al Titular del Poder Ejecutivo de la Nación.
Ciertamente que ya vienen las elecciones intermedias del 2021, y la lucha político-electoral por ganar, no la mayoría, sino de evitar que MORENA no tenga la mayoría calificada en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, es la pretensión de los golpistas; pues consiguiendo ese propósito, el Presidente de México no podría modificar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Y por lo tanto, la 4T se abortaría al no tener el marco jurídico que requiere para su implementación. Por eso su nerviosismo con las declaraciones de “Emilio L”, pues de ellas dependerá, en buena parte, su participación político-electoral en el 2021, dado que se presume, están involucrados en actos de corrupción.
El otro aspecto que les preocupa a los prianistas-golpistas es el relacionado con la atadura de manos al INE para evitar los fraudes electorales y lograr el respeto de la voluntad electoral del Pueblo mexicano. Aunque trataron, no pudieron desestabilizar a la Comisión de la Cámara de Diputados que hizo la selección de los aspirantes a ocupar las concejalías vacantes del INE. Y finalmente fueron nombrados los cuatro concejales faltantes. El Presidente de la República ha dicho que estará muy atento para evitar fraudes electorales y ha invitado a los cuatro nuevos consejeros del INE a no dejarse corromper. En fin.

Comentarios