LA 4T NO VA CONTRA EL CAPITALISMO GLOBAL, TODO LO CONTRARIO

Todavía hay creyentes de la desembocadura de la 4T en el socialismo o algo parecido a éste. Y es que hay confusión por la expresión del Presidente López Obrador de su “Democracia Participativa”. No se tiene en consideración el impresionante desarrollo de las fuerzas productivas, sobre todo de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación, NTIC, que ha traído como consecuencia el almacenamiento de toda la información científica y tecnológica en la “nube”, el surgimiento de la categoría “Innovación” como categoría central del capitalismo contemporáneo y, la democratización de los procesos innovadores o del desarrollo científico-tecnológico. Ya no son los grupos secretos de las grandes empresas los que se dedican a innovar. Ahora es toda la sociedad la que participa en esos menesteres, Y lo puede hacer desde el confort de la casa. Tiene todo a la mano, el Internet, una computadora, software buscadores y la información en la nube. Por eso la expresión de “Democracia Participativa” más que del socialismo, es del capitalismo contemporánea, del capitalismo global-transnacional, esto es, del nuevo imperialismo.
En este sentido, México como país, con el Gobierno del Presidente López Obrador, transita por la senda del capitalismo contemporáneo y se prevé su arribo a mediano plazo a una potencia económica. En el andar por este camino no hay ninguna diferencia entre los presidentes pasados, desde Salinas de Gortari hasta Peña Nieto, con el actual. La diferencia central está en la moralización del ejercicio del Poder y la erradicación de la desigualdad económico-social heredada del neoliberalismo, que se traducen como políticas de combate a la corrupción y políticas de justicia social en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
En la ruta capitalista hacia una potencia económica dentro del capitalismo global-transnacional, el país avanza a pasos agigantados. Según la subsecretaría de Comercio Exterior, el valor total del comercio entre México y Estados Unidos ascendió a más de 290 mil millones de dólares entre enero y julio, con lo que México se situó como el primer socio comercial de dicho país. Esta información se corrobora con datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos. En el periodo referido, el comercio entre México y Estados Unidos fue de 290 mil 600 millones de dólares, lo que representó 14 por ciento de las transacciones de comercio exterior de Estados Unidos.
Enseguida se colocó Canadá, cuyas operaciones comerciales con Estados Unidos fueron por 288 mil 500 millones de dólares, 13.9 por ciento del total.
En el tercer sitio se ubicó la relación comercial con China, la cual totalizó 280 mil 400 millones de dólares, equivalente a 13.5 por ciento.
La 4T se dirige hacia el Capitalismo Global-Transnacional y no al socialismo. En fin.

Comentarios