Covid-19: Un millón de muertes en el mundo… y aún no se ve salida

 

La cifra de muertos por coronavirus está llegando al millón, y lo hace en momentos en que países europeos enfrentan un segundo brote y el temor es unísono: “¿Nos vamos a encerrar otra vez?”

Cuando la pandemia estaba en su apogeo, en marzo pasado, el presidente de Estados Unidos hablaba de un máximo de 200 mil muertos; en México, de 2 mil; en África se registraban apenas los primeros casos —el primero se anunció el 28 de febrero en Nigeria—. Se pensaba que para agosto la situación estaría más controlada, pero no fue así.

Según la Agencia France Press (AFP), se han confirmado oficialmente un millón 9 decesos en el mundo. La Universidad de Johns Hopkins dice que estamos a unos miles. Estados Unidos, el país más afectado en cifras totales, rebasa los 7 millones de casos y los 204 mil decesos; India llegó a seis millones, con más de 90 mil muertes; Brasil se acerca a los 5 millones, con más de 141 mil defunciones. México, que ocupa el séptimo lugar en contagios, con 730 mil 317, en fallecimientos va en cuarto, con 76 mil 430.

Los meses que han transcurrido desde que China anunció, en enero, la existencia de un nuevo coronavirus, y desde que el 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretara la pandemia por el virus SARS- CoV-2, han revelado estrategias deficientes de los liderazgos en países como Estados Unidos, Brasil, México, Nicaragua, y eso se refleja en los números.

También han sido testigos del “apagón” mundial: se cerraron vuelos en Europa, igual que las fronteras. Estados Unidos hizo lo propio, en coordinación con Canadá y México. En Latinoamérica ocurrió algo parecido, excepto en Brasil.

No hubo carnaval de Venecia, y el de Río de Janeiro apenas la libró. La pandemia fue un golpe durísimo al turismo en Semana Santa. Se suspendieron los actos religiosos masivos. Las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en Estados Unidos se verán enmarcadas por el Covid-19, que llevará a miles a votar por correo, en una situación inédita que el presidente Donald Trump no ha dudado en aprovechar para denunciar, sin pruebas, fraude por adelantado.

Un millón de decesos después de que el 11 de enero China anunciara el primero por Covid-19, el panorama es complicado. Aunque diversos estados en EU han reabierto poco a poco, millones de escolares aún no pueden regresar a clases presenciales. Tampoco en México, donde sólo Campeche llegó al semáforo verde.
Europa, que comenzó la desescalada en mayo, enfrenta con terror un rebrote que golpea con particular fuerza a España, Francia y Reino Unido. En el primer país ya se decretaron nuevos confinamientos selectivos en la capital; en el caso francés, se declaró alerta máxima en ciudades como Marsella, lo que implica, entre otras cosas, cierre de bares; en París, Lyon y Niza hay zona de alerta reforzada, con limitación a las reuniones. Reino Unido impuso toque de queda en bares, con opción a tomar medidas radicales.

Las cancelaciones para eventos en 2021 siguen su curso: apenas hace unos días se informó que no habrá desfiles para el carnaval de Río de Janeiro.

La OMS advierte que si hoy preocupa la cifra de un millón de muertos, ésta podría ascender fácilmente a 2 millones si no se respetan medidas básicas como el uso de cubreboca, lavado constante de manos y distanciamiento.

“Un millón es una cifra terrible y tenemos que reflexionar sobre ello antes de empezar a considerar un segundo millón”, dijo el sábado a periodistas el director de emergencias de la agencia de salud de la Organización de las Naciones Unidas, Michael Ryan.

Sólo en el segundo trimestre de 2020 la pérdida de horas de trabajo fue equivalente a 495 millones de empleos. En América Latina, la región más afectada en términos relativos en este rubro, la pérdida equivalió a 80 millones de empleos, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y se prevé una caída del Producto Interno Bruto (PIB) en América Latina superior a 9%.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la CELAC, entre otros, la pobreza en la región podría incrementarse 6.9 puntos porcentuales respecto a 2019. En otras palabras, la cifra de pobres crecerá hasta 230.9 millones de personas (37.3% de la población).

La recuperación tardará años, advierten expertos, y la solución a la pandemia: la vacuna, no estará lista sino hasta entrado 2021, por más que haya nueve proyectos en fase 3. El presidente Trump, quien insistía en que ya estaría disponible antes de las elecciones, cambió su estimación para abril.

Por ahora, las únicas formas de contener los contagios siguen siendo el uso de cubreboca generalizado, higiene y distanciamiento; de lo contrario, ya lo advirtió el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, estaremos viendo para el 1 de enero de 2021 más de 2.8 millones de decesos en el mundo.

Comentarios