MUCHO PUEBLO PARA LA NULA DIRIGENCIA DE MORENA

El pensamiento y sentimiento burocráticos están apoderados de la dirigencia y de los aspirantes a dirigentes de MORENA, instrumento político-electoral que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República. Esto ha sucedido porque su participación en la construcción de este colosal movimiento fue muy tangencial o casi nulo. Por eso no saben del esfuerzo que costó construirlo y de su trascendencia para la lucha emancipadora de Latinoamérica.
Ya se les olvidó que Andrés Manuel López Obrador en los más de12 años previos a su triunfo electoral presidencial recorrió varias veces el país, todo México. Visitó cada uno de los municipios de la República Mexicana, por muy pequeños que estos fueran. Fue a uno por uno de ellos; habló con la gente, con sus habitantes y fue construyendo un gran movimiento que denominó Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, que después le dio la forma de partido político para poder participar en los procesos electorales.
Eso fue determinante para que a pesar de los más de 35 años del cogobierno FMI-PRIAN, la población y ciudadanía mexicana rechazara a los candidatos del continuismo y le otorgara a AMLO en la elección presidencial una votación aplastante del 53 por ciento de los votos, que representó más de 30 puntos de diferencia respecto al candidato de oficial. Y a más de dos años de Gobierno del Presidente López Obrador, el Pueblo favorece con su preferencia a MORENA sobre todos los demás, en las encuestas que se realizan. Esto habla en primer lugar, de la existencia de una población con nuevas generaciones que no encuentra en otros partidos políticos la expresión de sus aspiraciones y necesidades. Y en segundo lugar, de la necesidad de liderazgos probos, con autoridad moral y de organizaciones de masas, de colectivos amplios política e ideológicamente hablando.
Por eso el líder Andrés Manuel López Obrador dijo que de los aspirantes a dirigir MORENA no se alcanza a entender qué proponen para la transformación de México, qué proponen para que haya justicia, igualdad, para acabar con la corrupción, con la impunidad; y además les remarca que eso debe ser lo principal. Y les dice que no se confundan, que es el Pueblo el que manda, el que decide. “Eso es lo fundamental, no puede haber divorcio entre dirigentes, entre gobernantes y el Pueblo, como era antes.”
¿MORENA es un partido? Sí y no. Es un movimiento que funciona como partido pero que tiene una dinámica mucho más profunda, mucho más honda como la que tienen los movimientos. MORENA es un movimiento en forma de partido, pero fundamentalmente es un movimiento, con un grado de democratización muy grande, con un diálogo permanente con la gente de todos municipios, de estas pequeñas localidades, que finalmente confluyen en un gran movimiento.
Por eso Andrés Manuel López Obrador remarcó: “Al carajo con el oportunismo, con la antigua forma de hacer política”, y en una actitud crítica hizo notar que los dirigentes están más ocupados en intereses personales y en obtener cargos, que en el Pueblo. Y remarcó: “los dirigentes están pensando que son indispensables, insustituibles, pero afortunadamente Morena es mucho Pueblo para tan pocos dirigentes.” Y define lo que es ser buen político: “No se debe querer ser dirigente, político, para trascender en lo personal. Lo importante es pensar en los demás. Si no hay amor al prójimo, si sólo se es un individualista, un egoísta que le da la espalda al Pueblo, no es un buen político.” En fin.

Comentarios