MORENA ESTÁ EN PELIGRO DE EXTINCIÓN POR EL PLEITO TRIBAL

Las tribus perredistas devenidas en morenistas, así como acabaron con el PRD, están a punto de acabarse el “partido” MORENA más no con el “MOVIMIENTO” que lidera Andrés Manuel López Obrador. Y es que al “partido” han caído no únicamente las tribus del PRD sino también, las tribus del PAN, PRI y otros partidos menores. Situación muy natural en la concepción lópezobradorista de “partido como movimiento social” o de “movimiento social como partido”, en el cuál, la identidad de ambas instancias permite, por no decir que obliga, a asimilar como integrantes comunes de ambas instancias, a todos los componentes de la sociedad, sea de izquierda, centro o derecha, independientemente de su exmilitancia partidista en el PRI, PAN, PRD, PT, o cualquier otro partido. Sin embargo, ha sido muy corto el tiempo para que los militantes del partido MORENA asimilasen el marco conceptual de su fundador, hacerlo suyo, vivenciarlo y, se sumasen, se integrasen al “movimiento MORENA”. Por eso el Presidente les dijo a la dirigencia del “partido” que hay “mucho pueblo” para tan poco partido.
Ante tal situación surgen dentro del “partido” MORENA los apologetas y los apologistas; ambos desvinculados del “movimiento” MORENA. El término “apología” se refiere a un conjunto de palabras orales o escritas, referidas a la defensa o alabanza de alguien o de algo. Sin embargo, hay un elemento central que marca la diferencia, en esta categoría, y ese elemento es el “dogma”. Si se defiende o alaba algo de una manera racional o científica entonces se de la persona que es un apologista. Pero si se hace dogmáticamente, entonces se está en presencia de un apologeta. Por lo regular los apologetas buscan congraciarse con el “jefe” para disfrutar de las mieles del Poder, mientras que los apologistas regularmente son críticos y pueden llegar incluso a molestar al “jefe”.
De esta manera, aunque se refieran al mismo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los apologetas y los apologistas tendrán un discurso diferente. Los apologistas tendrán una referencia científica y crítica mientras que los apologetas se referirán dogmáticamente al gobierno; esto es, los apologetas instrumentarán la defensa o alabanza del Gobierno a partir de dogmas, y no, del análisis científico-crítico del mismo.
Es perfectamente claro y natural que en el país se encuentren tanto los apologetas como los apologistas de la cuarta transformación. Sin embargo, por carecerse de la visión científico-crítica algunos mexicanos aparentemente progresistas y demócratas han abandonado la expectativa de la 4T y se han convertido y sumado a la crítica negativa de la derecha que busca darle un golpe de Estado suave al Presidente López Obrador, esto es, se han convertido en detractores del Gobierno y de las Políticas Públicas que éste ha instrumentado.
Sin embargo, el “movimiento” MORENA es tan fuerte que a pesar de que los grillos morenistas quieran acabar al “partido”, el líder tiene la capacidad moral para, a pesar de esos grillos y del pleito de esas tribus partidistas, salir triunfante en el próximo proceso electoral 2021 que, en el cual seguramente se constituirá una alianza partidista. En fin.

Comentarios