LA SEP SIRVE AL CAPITAL FINANCIERO TRASNACIONAL NO A LA 4T

A partir de Miguel de la Madrid se implementó el modelo neoliberal, del cual todavía seguimos presos; este modelo responde a programas fiscalistas de ajuste estructural en donde se imponen restricciones al gasto público, adelgazamiento del gasto del Estado y severos recortes al gasto en educación. Se pretende instaurar el mercado mundial globalizado como la principal fuente de todos los recursos y de la plusvalía. Unas de las consecuencias de este proceso son: la autonomización del capital financiero transnacional, la polarización social, el surgimiento del nuevo imperialismo y el desarrollo de nuevos países imperialistas además de EEUU.
En este proceso se vende la utopía de que el mercado al buscar el beneficio privado conduce al óptimo social. Sin embargo, la cada vez mayor intervención de actores transnacionales como el financiero, el cual influye las políticas públicas y mercados a favor de sus intereses, desdicen estos supuestos de bienestar, de libertad de concurrencia, competencia y perfección de los mercados.
En la implementación del modelo neoliberal han jugado y siguen jugando un rol interventor cada vez más importante, la banca multilateral o los organismos multilaterales de crédito, como son el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los cuales sirven a los intereses del Capital Financiero Transnacional.
La concepción de la educación por parte de estos organismos multilaterales de crédito es de naturaleza económica, en el sentido de establecer como parámetro básico de la evaluación educativa el principio neoclásico de la eficiencia en la asignación de recursos económicos, por encima de las consideraciones neurológicas, neuropsicológicas, neuropedagógicas y sociales de los procesos de formación y desarrollo humano.
De esta manera, según la banca multilateral, los problemas educativos México son culpa de la ineficiencia de las Instituciones Públicas de Educación básica, media y superior, esto es, hay una ineficiencia Institucional en el Estado Mexicano. En este sentido la Educación ha dejado de ser un “derecho social” para convertirse en una industria productora de rentabilidad. El Banco Mundial señala que dicha rentabilidad se mide como el mayor ingreso monetario que recibe un egresado como resultado de la educación.
En tal sentido la educación pasa a ser un sector de la economía cuya misión principal es la transmisión de información y experiencias en pro del crecimiento de la ganancia, ya que se constituye en una industria y no en un derecho.
Los organismos multilaterales de crédito aparecen entonces como garantes de la capitalización y del retorno de los capitales transnacionales invertidos en México, del desalojo del Estado Mexicano de su función reguladora de las economías, y de la mutación de la Educación de derecho social a industria rentística.
En este sentido el Estado Mexicano debe dejar de invertir en educación superior por cuanto ya es una industria y no un derecho social, y las instituciones privadas revisten gran importancia para el sistema de educación superior por cuanto pueden reaccionar a los cambios de la oferta y la demanda, así como ampliar las oportunidades de educación con poco o ningún costo para el Estado.
Aquí está la explicación del por qué la SEP quiere eliminar a las Universidades Públicas. En fin.

Comentarios