LA 4T NO PUEDE SUSTRAERSE A LA GLOBALLIZACIÓN CAPITALISTA

La Globalización Capitalista surge posterior al colapso de la URSS en 1991-1992, cuando sin contrapeso los capitales financieros dominaron al mundo. La Globalización es en esencia una integración de los países del mundo al modo capitalista de producción en su forma de desarrollo social dominada por el capital financiero. Esta integración de países generó una conectividad de todo el mundo y en los más diversos aspectos, que dio origen a las más diversas necesidades científico-tecnológicas, económicas, políticas, culturales y sociales en general.
La satisfacción de estas necesidades de la integración global de los países modificó y sigue modificando las estructuras jurídico-políticas y culturales de las más diversas naciones del mundo, en la pretensión de construir una especie de aldea mundial. Sin embargo, la pretendida integración global no ha sido posible porque han aparecido en su proceso, integraciones regionales como la integración de la Unión Europea, la integración de Asía-Pacífico con China a la cabeza, la integración de américa del norte con EEUU a la cabeza, la integración de oriente medio con Rusia a la cabeza, etc. Y aunque México pretenda hacerse el desentendido de su integracionalidad con Canadá y EEUU, la verdad es que depende del capital financiero transnacional que opera en esa región.
Independientemente de las integraciones regionales de los países, la globalización en cuanto tal, reviste ciertas características generales, comunes a las integraciones particulares. La primera característica es el libre comercio, pero no solo el libre comercio de bienes y servicios, sino también el libre comercio de la mercancía-dinero y del capital-ficticio. Esto lleva necesariamente a la liberalización del mercado de bienes y servicios, esto es, a desaparecer las barreras arancelarias para que los productos y capitales circulen libremente en los países de la región, lo cual traes aparejado la quiebra de los pequeños capitales nacionales y la centralización de los capitales grandes en pocas manos.
La segunda característica es la industrialización; como consecuencia de la liberalización de los mercados de bienes y servicios y de los mercados de los productos financieros, en consonancia con la quiebra de los pequeños capitalistas, se da la desocupación de los países menos desarrollados por cuanto los procesos industriales de los países desarrollados son altamente tecnificados y, por ende, desplazan a los productos de las industrias nacionales menos desarrolladas. Como consecuencia, surge una mano de obra barata y los países menos desarrollados se convierten en atractivos para la inversión por ser una inversión de alta rentabilidad. De esa manera se da la industrialización de la región.
La tercera característica es el sistema financiero mundial; como consecuencia de la liberalización del mercado de los productos financieros y de la existencia de la mano de obra barata, los capitales financieros transnacionales empiezan a emigrar de una a otra de las distintas regiones mundiales integradas, incluso a países como China que según ellos es un país comunista.
La otra característica de la globalización es la conectividad a través de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. El Internet ha permitido que incluso dos puntos diametralmente ubicados en el globo terráqueo, puedan comunicarse casi simultáneamente en tiempo real.
Una característica más, es la migración, que permite la movilidad de los humanos de regiones menos desarrolladas a regiones con más posibilidades de empleo. Este fenómeno migratorio abarata la mano de obra y convierte a las inversiones en inversiones de alta rentabilidad.
Por estas y otras característica de la Globalización, la 4T no se podrá sustraer, y seguiremos a expensas de los lineamientos de capital financiero transnacional dados a través de la banca multilateral, o de los organismos multilaterales como el Banco Mundial, (BM), el Fondo Monetario Internacional, (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo, (BID), etc. En Fin.

Comentarios