LA DERECHA NEOLIBERAL DE LA SEP VA A CLAUSURAR A LA UNIVERSIDAD

El “Neoliberalismo” es un modelo político-económico capitalista opuesto al socialismo y a los Estados Benefactores. Surge a finales de la década de los 70 y principio de los 80 del siglo XX, en Inglaterra y EE.UU. cuando la economía de la URSS va en declive. En esencia, el neoliberalismo despoja al Estado de sus funciones sociales y de sus bienes materiales y económicos, lo despoja de sus empresas y lo convierte en simple guardián de los intereses del capital financiero transnacional. Para tal fin, modifica toda la normatividad jurídico-nacional que le es adversa y, a través de los organismos multilaterales, suscribe convenios bilaterales y multilaterales con todos los países del mundo.
Este modelo responde a programas fiscalistas de ajuste estructural en donde se imponen restricciones al gasto público, se exige el adelgazamiento del gasto del Estado y se aplican severos recortes al gasto en educación. Se pretende instaurar el mercado mundial globalizado como la principal fuente de todos los recursos y de la plusvalía.
Unas de las consecuencias de este proceso son: la dominación mundial del capital financiero transnacional, la polarización socio-económica, el surgimiento del nuevo imperialismo o globalización, y el aparecimiento de nuevos países imperialistas además de EEUU.
Se difunde la falacia de que las leyes del mercado conducen al estado óptimo social. Sin embargo, la cada vez mayor intervención de las transnacionales y del capital financiero, influyen en las políticas públicas y en los mercados nacionales a favor de sus intereses, provocando todo lo contrario del bienestar social, de la libertad de concurrencia, de competencia y de perfección y bondad de los mercados.
La concepción de la educación del neoliberalismo impuesta por la banca multilateral, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Banco Interamericano de Desarrollo, etc., es de naturaleza económica. Establecen como parámetro básico de la evaluación educativa el principio neoclásico de la eficiencia en la asignación de recursos económicos, por encima de las consideraciones neurológicas, neuropsicológicas, neuropedagógicas y sociales de los procesos de formación y desarrollo humano.
Según esta banca multilateral, los problemas educativos México son culpa de la ineficiencia de las Instituciones Públicas de Educación básica, media y superior, esto es, hay una Ineficiencia Institucional en el Estado Mexicano. Por eso la Educación debe ser privada. En este sentido, la Educación ha dejado de ser un “derecho social” para convertirse en una industria productora de rentabilidad. El Banco Mundial señala que dicha rentabilidad se mide como el mayor ingreso monetario que recibe un egresado como resultado de la educación. Por tal motivo la educación pasa a ser un sector de la economía y se constituye en una industria, ya no, en un derecho.
Desde esta óptica, el Estado Mexicano debe dejar de invertir en educación superior por cuanto ya es una industria y no un derecho social, y según los neoliberales, las instituciones privadas revisten gran importancia para el sistema de educación superior por cuanto pueden reaccionar a los cambios de la oferta y la demanda, así como ampliar las oportunidades de educación con poco o ningún costo para el Estado.
Esta es la razón por la cual la SEP pretende clausurar varias Universidades Públicas, dentro de la cuales está la Universidad Autónoma de Nayarit. Y como estrategia para conseguir su funesto propósito, ha lanzado una campaña de desprestigio contra las Instituciones Universitarias. Acusa a las Universidades de corruptas como si fueran ellos unas blancas palomas. Sin embargo, debemos reconocer que esa campaña negativa a permeado el pensamiento de algunos universitarios que se proponen hacerle el juego a los neoliberales de la SEP. En fin.

Comentarios