SOLO CON EL PUEBLO SE PUEDE TRANSFORMAR AL PAÍS: AMLO

Por lo menos hay dos circunstancias para que el Presidente López Obrador nos repita a cada rato que sólo con el Pueblo se puede transformar a México. El primer escenario es la circunstancia por la cual llegó a ocupar la titularidad del Poder Ejecutivo. Y el segundo acontecimiento es el golpe de Estado blando que la derecha mexicana pretende darle.
Andrés Manuel no ha olvidado que antes de ser Presidente recorrió 3 veces el país, todo México. Que visitó cada uno de los municipios de la República Mexicana, cada uno de los más de 2,000 municipios, que fue a ellos por muy pequeño que éstos estuvieran, que habló con la gente en cada uno de dichos municipios y que así construyó el movimiento MORENA el cual posteriormente lo convierte en Partido Político-Electoral
No se ha olvidado que en el proceso electoral del 2018 para la elección del Presidente de México, y a pesar de los más de 35 años de cogobierno del FMI-PRIAN, la población rechazó, a los candidatos del continuismo y le otorgó a Andrés Manuel López Obrador una mayoría aplastante del 53 por ciento de los votos, con más de 30 puntos de diferencia con el candidato del oficialismo. La población no encontró entre los partidos y candidatos tradicionales una expresión política de sus aspiraciones. El deterioro del cogobierno mexicano cayó casi a plomo y a la vez, hubo quien se identificó con las aspiraciones de esa masa de desencantados y por eso lo llevaron a la titularidad del Poder ejecutivo
Por otra parte Andrés Manuel sabe que con ropaje de cordero, la derecha latinoamericana da los “golpes de estado” e inmediatamente con su auténtico fascismo redirige al país y desmantela todos los espacios democráticos construidos para instaurar un gobierno represivo y antipopular.
Inmersos en un anticomunismo trasnochado y en una escalofriante ignorancia, la derecha mexicana lucha contra cualquier modelo de participación democrática, y sobre todo, contra el Gobierno del Presidente López Obrador, acusándolo de totalitario, de comunista, de socialista, etc. Simplemente se comportan como si viviéramos en la época de las catacumbas. Por su fanatismo místico no se han percatado que el mundo ha cambiado su modo de vivir, su modo de ver las cosas, su modo de comportarse socialmente, su modo de producir los medios de vida y los medios de producción. Las condiciones de vida de hoy no son las mismas que las condiciones de vida de mediados del siglo pasado. En la actualidad la velocidad y la aceleración de la innovación en la producción de bienes y servicios son altísimas. Se están dando los cambios tan rápidos y violentos a tal grado que el periodo de obsolescencia se ha reducido a dos o tres años en algunos sectores productivos. Pero además, los equipos innovadores han abandonado la verticalidad por la horizontalidad, la individualidad por la sociabilidad, han abrazado el trabajo colaborativo y han llegado incluso hasta la innovación pública y abierta, utilizando para ella al Internet y a la Red de Redes. Por eso la vida democrática considerada como “comunista” solo puede estar en las mentes obtusas de una derecha ignorante y fascista.
Consciente de estas dos realidades Andrés Manuel ha planteado que solo con el apoyo del Pueblo puede seguir transformando al país, y que de llegarse el momento de hacerlo, convocará al Pueblo para que defienda a su Gobierno y defienda a la 4T, esto es, a la Cuarta Transformación. Por lo pronto el Presidente López Obrador cuenta con mi apoyo en contra de la derecha golpista que está dentro y fuera de su Gobierno. En fin.

Comentarios