Diego, Verónica y Jéssica iban de vacaciones a Vallarta cuando la pipa los mató

Las hermanas Verónica y Jéssica, y el pequeño Diego iban de vacaciones cuando la explosión de la pipa los mató en la carretera Guadalajara-Tepic.

Se trata de Verónica y Jéssica Araceli López Prado y el menor Diego, originarios de la ciudad de Silao, Guanajuato.

El lunes salieron rumbo a Puerto Vallarta, Jalisco, junto a sus papás, que viajaban en una camioneta metros más adelante.

Pero no esperaban que la pipa con gas LP chocaría su auto y luego la explosión cobraría las vidas de 14 personas.

Este miércoles la Fiscalía General del Estado informó que 13 cuerpos ya fueron entregados a los familiares de las víctimas, quedando a la espera de los deudos de Jéssica Araceli López Prado, del estado de Guanajuato.

El accidente ocurrió el lunes pasado alrededor de las 08:30 horas a la altura del kilómetro 106 en los carriles de Guadalajara con dirección a Tepic, cerca del entronque con la autopista Jala-Vallarta.

Aunque hasta ahora no se ha determinado la causa de la explosión, se presume que el conductor del tráiler perdió el control, chocó contra un auto y terminó volcándose en la parte media de la autopista, para después estallar, afectando otros dos vehículos.

Descansen en paz.

 

Comentarios