Lugares en México para disfrutar la nieve durante diciembre

 

No necesitas salir del país para disfrutar del toque invernal y sentir todo el espíritu navideño. Hay lugares en México en donde puedes pasar una blanca Navidad.  Si bien este año lo más recomendable es quedarnos en casa, podemos ir visualizándolos y agendándolos para el próximo año. ¡Ojalá el Covid lo permita!

Destinos mexicanos donde hay nieve en diciembre

Esta época está marcada por el frío, las bebidas calientes, luces de colores por todos lados y la nieve, aunque nuestro país no se caracteriza precisamente por las nevadas, hay lugares en los que es posible disfrutarlas de cerca. Por esta razón, para ayudar a la planificación de los viajes invernales de 2021 de los mexicanos, ya que el 99% de la comunidad viajera ha pasado tiempo durante la cuarentena buscando inspiración, según un estudio* realizado por Booking.com, recomendamos estos destinos locales donde se puede disfrutar de las bajas temperaturas y otras actividades al aire libre, mismas que serán una de las tendencias para el próximo año de acuerdo con el 50% de los encuestados.

Real de Catorce, San Luis Potosí

Real del Catorce es conocido por su clima árido y altas temperaturas durante el verano; sin embargo, en diciembre y enero puede registrar temperaturas hasta por debajo de los 10°C, y esto lo convierte en el escenario perfecto para que caiga nieve y el paisaje se cubra de blanco, sobre todo si vas a bordo de un Willys y recorres el tramo que va de la ciudad a Estación Catorce.
Otro de los grandes atractivos es visitar su Pueblo Fantasma, el cual se ve aún más tenebroso cuando nieva. Pero también hay partes para empaparse de la cultura huichol en el Cerro del Quemado, o bien, bastará con enamorarse al ver el Mural Huichol de Benito de la Cruz. Casa Curtos es el mejor lugar para hospedarse y descansar antes de aventurarse al Túnel Ogarrio y tomarse una selfie.

Mesa de las Tablas, Coahuila

Este pequeño pueblo es ideal para los amantes del frío, pues se han registrado temperaturas de hasta -18°C, perfecto para estar encerrado en una cabaña con un ponche caliente en las manos, mientras se mira por la ventana el paisaje lleno de pinos escarchados. Aunque para los intrépidos también hay opciones como practicar senderismo por la sierra y descubrir la magia del sitio.
A unos 15 kilómetros se encuentra el pueblo de Arteaga donde hay pistas para practicar esquí y también hay ciertos puntos que se deben visitar como sus cascadas, las más populares son la de Cola de Caballo y El Salto, ambas son todo un homenaje a la naturaleza mexicana. Para dormir, recomendamos Hoteles Nuevo.

Sombrerete, Zacatecas

La ubicación de este Pueblo Mágico caracterizado por sus cerros y calles pintorescas, lo convierte en el escenario perfecto para las nevadas. Su mayor atractivo es la Sierra Órganos, la cual es hogar de una amplia gama de flora y fauna que se pueden apreciar a lo largo de sus senderos. Algo más que se ha convertido en un imperdible son sus “brujitas” y las enchiladas mineras, así como el Templo de Santo Domingo y la Capilla de la Candelaria que, por sí mismos ya son espectaculares, pero cubiertos de nieve lo son aún más y son dignos de una postal para el recuerdo.
Aprovechar el viaje y conocer más de este estado es fundamental, por ello darse una vuelta por el centro histórico de Zacatecas es una gran opción, sobre todo si se busca hacer actividades extremas en el Cerro de la Bufa o para dormir en un lugar diferente como Quinta Real que fue construido en la estructura de una Plaza de Toros.

Ajusco, CDMX

La capital mexicana también tiene su propio atractivo de invierno, el Ajusco, al encontrarse a un alto nivel sobre el mar es propenso a las bajas temperaturas y la caída de nieve. Por ello se ha convertido en el favorito de los capitalinos durante esta temporada. Además del paisaje, es el lugar idóneo para practicar deportes extremos como tirolesa, paseo en cuatrimoto, alpinismo, gotcha y hasta motocross cuando las condiciones lo permiten.
Este Parque Nacional también es conocido por ser el hogar del teporingo o “conejito de los volcanes” y de otras especies como el tlacuache, coyote, musaraña, comadreja, gato montés, entre otros. Después de un día lleno de emociones, lo mejor es un merecido descanso en Hacienda Peña Pobre, la cual está muy cerca de centros comerciales de la zona sur de la ciudad.

San José de Gracia, Aguascalientes

Hay quienes disfrutan del frío, pero no a temperaturas extremas, en este Pueblo Mágico de Aguascalientes las nevadas son cortas, pero espectaculares, sobre todo si se renta una cabaña en la sierra para convivir plenamente con la naturaleza, hacer una guerra de bolas de nieve o hacer un muñeco que adorne el sendero.
También hay otros atractivos como el ícono de la localidad: el Cristo Roto que mide 25 metros de altura más 3 de su base; para llegar a éste hay que embarcarse hacia una isla, en la cual hay otras actividades ecoturísticas en el Parque Aventura Boca de Túnel o el Rancho Ubuntu. Para no desaprovechar el viaje es necesario darse una vuelta al centro de Aguascalientes, donde las noches son tranquilas y perfectas para una viaje en familia o un paseo romántico por sus calles, además de que hay una gran variedad de alojamientos como Hilton Garden Inn.

Comentarios