Senado de Argentina podría aprobar hoy la legalización del aborto

 

Buenos Aires, Argentina. – La tarde de este martes el Senado de Argentina discutirá y podría aprobar la Ley de Regulación del Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) o, dicho en otras palabras, legalizará el aborto que se realiza de manera clandestina.

En la Plaza del Congreso y en el interior del país desde la mañana habrá concentraciones verdes y celestes para mantenerse a la espera de una votación que, según se estima, podría prolongarse hasta la madrugada del miércoles.

Alrededor de 38 senadoras y senadores estarán en la Ciudad de Buenos Aires para participar de la sesión desde el mismo Congreso, en cuyo recinto, por protocolo sanitario, irán rotando a lo largo de las horas. El resto (34) participará de manera virtual.

Por su parte, la cúpula de la Iglesia Católica insiste con presiones privadas y públicas, y este lunes volvió a rechazar el proyecto.

Hace dos años, por 38 a 31, con dos abstenciones y una ausencia, el Senado rechazó el proyecto de Ley de IVE de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que al fin había ingresado al recinto de sesiones luego de años de lucha. Ahora, con un proyecto enviado directamente por el presidente Alberto Fernández y la media sanción de Diputados con un resultado más holgado que el de 2018, la oportunidad histórica se vuelve a presentar.

Senadoras y senadores de todo el espectro político confían en conseguir los votos para aprobar la ley, aunque hay cautela por el número de «indecisos» que podría inclinar la balanza hacia un lado o hacia el otro.

En este marco, y en paralelo a la sesión, la Plaza del Congreso será escenario de concentraciones tanto para apoyar la aprobación del proyecto como para rechazarla. El acceso al Palacio Legislativo ya fue cerrado al tránsito y este lunes se dispuso un vallado para dividir la plaza en dos, con un espacio intermedio de cien metros, del mismo modo que ocurrió en 2018 y el pasado 10 de diciembre. También este lunes, en una reunión realizada entre autoridades nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires, se decidió que las fuerzas federales tendrán a su cargo la seguridad perimetral del Congreso, mientras que Policía de la Ciudad tendrá jurisdicción sobre el resto del espacio de la movilización.

Comentarios