EN RIESGO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN MÉXICO

Tras los acontecimientos en la Unión Americana de la introducción de una turba al recinto del Poder Legislativo e interrumpir la sesión solemne que declararía triunfador a Joe Biden como presidente electo de los Estados Unidos, se desata una serie de acciones golpistas contra el presidente Trump y dentro de ellas, la cancelación de sus cuentas en las redes sociales. Este hecho pone en alerta a todos los gobiernos del mundo, en especial al gobierno de México, del Poder de una transnacional sobre un Poder Constitucional que censura, clausura cuentas y aísla al presidente del país más poderoso del mundo.
Evidentemente que este no es un hecho aislado y sin ninguna intención política. Tv Azteca entrevistó a una latina que participó en la trifulca y declaró que los propios policías les decían que pasaran al interior del capitolio. Si esto es así, entonces hubo un entramado para que se hicieran los desmanes y lograr sus objetivos. El objetivo central es inutilizar políticamente a Trump para que no participe en la próxima elección presidencial. De hecho, los Demócratas le dieron un Golpe de Estado Blando al presidente Trump.
La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU Nancy Pelosi habló con el jefe del Estado Mayor Conjunto para quitarle a Donald Trump el “botón nuclear” y llevarlo a juicio político. Los “códigos nucleares” no son los que permiten el lanzamiento de los misiles, sino los que el presidente tenga autoridad para ordenar el uso de armas nucleares.
El último borrador de la resolución de juicio político menciona un único cargo contra Trump, el de la “incitación a una insurrección” y pide inhabilitarle para ocupar futuros cargos políticos.
En un juicio político la Cámara de Representantes es la encargada de acusar al presidente con los cargos, mientras que es el Senado quien se encarga de evaluarlos y decidir si destituye al mandatario, ara lo cual se requiere una mayoría de dos tercios.
No deja de ser preocupante la “actitud golpista” de los demócratas ahora que ganaron las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y más alarmantes cuando permiten que las transnacionales se erijan en un Poder Supranacional que sanciones y castigue a un Poder Constitucional del país más poderoso del mundo. Esta situación es gravísima para el resto de las naciones porque así, no solo se afectaría la “soberanía nacional” sino que quedaría totalmente desprotegida la “seguridad nacional” de ellas. En esta línea habrá que ver el apagón de la CFE, como una advertencia de alguna transnacional inconforme con la 4T del presidente López Obrador.
Por lo pronto está en riesgo la libertad de expresión en las redes sociales porque si a Trump lo callaron y aislaron, pues pueden hacer lo mismo con cualquier otro mandatario o simplemente ciudadano. Es necesaria una legislación que norme la actividad de estas empresas transnacionales y que se sancionen, en casos de atentar contra la Soberanía y la Seguridad, Nacional. En fin.

Comentarios